jueves, 14 de junio de 2012

Indumentarias de Nuevo León





Indumentarias de Nuevo León
Investigación
Jesús Daniel Andrade Gozález, q.e.p.d.

 
• Indumentaria Representativa •
Este traje fue confeccionado en Sabinas Hidalgo, N.L. en el año de 1954 siendo governador el Lic. Raúl Rangel Frías. El Diseño y la confección fue un arduo trabajo de varios meses en los que intervinieron las señoras Esthela M. de Kirchner, diseñadora y Gloria Morton de Cantú, quien fue la encargada de la elaborada confección de esta indumentaria.
El vestido ésta confeccionado de un material similar al satín, lleva en la pechera de la blusa, un león rampante bordado en chaquira roja; orlando la pechera una cadena de 51 eslabones que representan los municipios de Nuevo León; lleva también arcos y flechas que representan nuestro pasado indígena, así como unas abejitas que simbolizan la laboriosidad del norteño, como la frase Semper ascendens.
En la cintura una banda de color azul pastel que termina en la parte posterior del vestido con un gran moño. La amplia falda color blanco ostión esta decorada por el Cerro de la Silla, símbolo de esta tierra; el sol naciente y las chimeneas de la antigua maestranza o fundidora, (actualmente desaparecida); todo esto pintado a mano y bordado en su contorno; el resto del campo esta goteado por piedras que representan las estrellas del cielo norteño. Este traje casi desconocido se da a conocer para representar a Nuevo León en el Año Internacional de la Mujer.
***
• Indumentaria Regional •
Este traje es una creación del famoso modisto Ramón Valdiosera que a instancias del Gobierno del Estado y de la Cervecería Cuauhtémoc realizó durante la celebración de las "Fiestas de la Cerveza" en el año de 1956.
El comité de estas fiestas lo encabezaba el Lic. Raúl Rangel Frías, Gobernador del Estado; además. el Sr. Alejandro Garza Lagüera, el Ing. Kanahuati, el Ing. Noyola y el Sr. Rezéndiz Picasso.
 La Blusa
Es de tipo campesina, sencilla y común, confeccionada en algodón blanco, cuello de jareta y mangas un poco aglobadas y como adorno, tanto en la jareta como en el ribete de la mangas, motivos sencillos de flores bordadas.
 La Falda
Es una deformación del zagalejo con ancha y fuerte pretina, que remata atrás con un lazo o moño. Confecionada la falda sobre seda moaré de color blanco, en la parte superior lleva sobrepuesta una franja de satín color oro de 15 cm. aprox. además de ser del mismo material de la pretina y el moño, representando con ésto, la arídez del suelo, enseguida están tres tiras de espiguilla a distancia de 5 cm.una de otra de color oro, verde y azul; y en la orilla a manera monograma rítmico tirando a greca una estilización del Cerro de la Silla y la "M", de la Sierra Madre Oriental, en satín de seda en color azul rey, un chal ligero de encaje sobre los hombros con fleco de seda; completa su atuendo con antiguo abanico español. La joyería era de quicaya y se usaban además aretes del tipo "mamones" y anillos gruesos labrados llamados "tumbagas".
Para el peinado se hacían la clásica trenza rematada en listón o un chongo sujeto con grandes horquillas que llavaba el nombre de "malaca" sin faltarle el clásico cachirul de carey, eran afectas a llevar flores en la cabeza.
En el hombre regional se pudo observar el uso común del pantalón caqui de corte vaquero, confeccionado en tela de gabardina resistente al trabajo. La camisa era vaquera propia de la región, regularmente en dos colores, confeccionada en tela de algodón; se usó y se usa todavía ancho cinto vaquero con hebilla recamada en material que va desde acero hasta plata y oro con encustraciones de concha de abulón; botín ranchero de punta redondeada; paliacate o mascada de seda al cuello y el sombrero de lona engomada de tipo norteño o la "texana" de fieltro.
Este traje regional se usó por primera vez, en una confrontación de Danza Folklórica de los Centros de Seguridad y Bienestar Social del I.M.S.S., a nivel nacional, en México, en el Teatro Tepeyac a mediados de junio de 1970.
Posteriomente el Ballet Folklórico Magisterial de la Sección 21 del S.N.T.E., lo presentó en su actuación, representando a Nuevo León, dentro de los VII Juegos Nacionales y Eventos Culturales del Magisterio, celebrados en Cd. Victoria, Tamaulipas en octubre de 1981. De ahí en adelante su uso se ha extendido. Actualmente muchos grupos de danza folklórica están empleando este traje para representar los bailes de la región central.
***
• Indumentaria Típica de la Región Central •
Las Circumtancias que se reflejan en esta indumentaria son las que moldearon a hombres y mujeres en tiempos remotos; la aridez del suelo que reclamaba una entrega total para su aprovechamiento, la ferocidad del medio y lo extremoso del clima.
Bajo estos elementos, además de la documentación en fotografías y la visita a diferentes municipios de la región, en el año de 1959, las inquietudes del Maestro Folklórista, Jesús Daniel Andrade González, se vieron coronadas al diseñar el taje que hoy conocemos como típico de esta región central.
Tomando en cuenta que en esta región se bordaba poco y se hilaba otro poco menos, el encaje de bolillo era común y suplia los bordados en blusas y faldas, se acostumbró también el alforzado, el fruncido y el abullonado. Estas características podrán apreciarse en el traje que a continuación se describe y que consta de dos partes: Blusa y falda.
• La Blusa
Está confeccionada en nansú, poingé o dacrón; las tres telas suaves y frescas, generalmente en color blanco, la pechera alforzada, cuello alto con encaje de güipiur y este mismo encaje en los puños de las mangas, además de alforzas, la manga semejante a la llamada "tipo carnero", se adorna con cinta de terciopelo, moaré o abarrotada en cuello y puños.
• La Falda
La falda se confecciona en paño de lana, gabardina o casimir en colores obscuros, o claros en tonos pastel sin llegar a los brillantes.
El corte es a base de doce cuchillas con seis pliegues escondidos que se le llaman "pastelones", se adorna con un listado de cintas terciopelo, moaré o abarrotada, interrumpido éste por altas y bajas sin llegar a la greca, siendo seis en total los que se dibujan en la falda, terminando el adorno grandes botones forrados del mismo material de la cinta. Debe cuidarse el ritmo de color en los materiales; además "si se va a usar encaje debe seguir el mismo ritmo de coloración, alternado con las cintas y listones".
• El Calzado
Usaban dos tipos de calzado: La bota "Carlota" en dos tonos, negro-gris o gris-negro y el choclo español tipo "abuelita" con tacón de carrete.
• El Peinado
El peinado es igual que el descrito en páginas anteriores, del traje regional.
Cuando usaban cuello alto, portaban "camafeo" o prendedor; también usaban el abanico español.
De esta manera podemos reafirmar lo que nos dice el Maestro Andrade en su libro "Hechos y Testimonios de Nuevo León": Es una transposición de lo usado generalmente por nuestros antepasados y con las proporciones y necesidades estilísticas de la época presente. En este atuendo se ve un gran respeto por la mujer norteña.
• La Indumentaria del Varón
La indumentaria del varón de esta región central es igual que la descripción del hombre regional, sólo que el pantalón y la camisa están confeccionados con telas de mejor calidad, usando casimir y lino respectivamente; además, el uso de la "cuera" de gamuza o carnaza, que es una chaqueta con barbas que nos recuerda las incursiones apaches a este territorio. Cabe mencionar que la "cuera" nuevoleonésa se careacteriza y diferencía de la taumalipeca, en que siempre ha sido de "barbas largas y delgadas" y no se acostumbra el adorno con figuras de otro color.
***
• Indumentaria Típica de la Región de Linares •
Esta aportación se debe al intelectual y laureado folklórista linarense don Pablo Saice Arredondo.
En la indumentaria de clase media y aristócrata observamos el señorio europeo. La blusa es de corte tipo "Kazabaica", con faldón pordeado de encaje francés, formando escarola en el cuello; las mangas formando amplios abullonados en dos   secciones con remate de volante con terminación también de encaje francés.
La falda de confeccion amplia casi circular, lleva dos olanes sobrepuestos que estan sumamente plizados o tabloneados. "Se acostumbraban sedas, tafetas y rasos en colores muy pastel y de preferencia en blanco, aperlado o color ostión. Usaban fino botín de botones y clásico choclo, pero forrado de "raso". También usaban abanicos de encaje con bordados hechos a mano.
En cuanto al peinado; Eran muy afectas a enchinarse el frente, o se formaban ondas y recogiendo el cabello atrás, formaban artísticamente algunos "bucles", que les caían graciozamente a un lado del cuello, "Se adornan con joyas de oro y coral finamente trabajadas; usaban machotes y horquillas de carey con adornos de pedrería.
El hombre ranchero y el rico hacendado, usaban camisas de finas telas con botones de concha, pantalón de corte ranchero semejante al que actualmente se le llama "Caporal"; además un chaquetin también de corte vaquero con bolsas de corte diagonal al frente, con bata en la parte superior y se abotonaba con tarugos.
Este chaquetin lo usaban muy ajustado y llevaban una mascada en el cuello. La tela en la que se confeccionaba era de fina gabardina, paño o casimir y era su lujo la "texana" de fieltro fino.
Completaba sun indumentaria con fino botín de corte ranchero de punta redondeada, de cuero o gamuza. 
***

NUEVO LEON

MUJER. El traje consta de una blusa blanca con olanes al frente, botones atrás y un camafeo (broche) en el pecho. La falda, con dibujos en líneas rectas y botines, la usan debajo de la rodilla. El cabello lo peinan en forma de chongo y lo adornan con un moño, cuyos listones quedan colgando.

HOMBRE. La indumentaria masculina consiste en camisa blanca, pantaló de algodón color café y botas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada